Quizá la fase más importante de un proyecto empresarial sea la hora de decidir su constitución y estructura organizativa, donde se marcan los objetivos a corto medio plazo y donde ponemos limite al punto de no retorno.En cualquier construcción, lo que sustenta la totalidad de la edificación es la cimentación, un cálculo erróneo puede llevar al hundimiento de lo que estamos construyendo. De ahí que este apartado inicial tenga mucha importancia.Antes de iniciar un proyecto empresarial se tienen que valorar, en el papel, todas las alternativas posibles que puedan surgir. Es como hacer planes imaginarios de que ocurrirá en el futuro, “acordaros del cuento de la lechera, sin el cántaro en la cabeza”.Previos a cualquier actividad hay efectuar varios análisis; reconocimiento de los MEDIOS con los que contamos, análisis del ENTORNO donde nos vamos a mover y el PRODUCTO que queremos lanzar o desarrollar.Que componen cada uno de ellos:

  • MEDIOS: Este elemento lo componen todo lo que considero de mi/s persona/s, tanto en la propiedad como en el dominio, es decir es la parte más importante del ACTIVO.

Lo componen: las propiedades (bajos, naves, patentes, herramientas, etc.), tesorería (dinero, posibilidad de obtener créditos o avales), el conocimiento (formación académica sobre un producto, información de mercado, etc.) , medios humanos( la sinergia de los socios del proyecto, los trabajadores cualificados)

  • ENTORNO: Muy fácil, todo lo que me rodea y puede influir en el resultado de mi empresa.

Lo componen: las políticas de los gobernantes, las costumbres socio-religiosas, la climatología, la  capacidad económica del consumidor, incluso las situaciones de crisis temporales, etc.

  • PRODUCTO: En realidad es el desarrollo del producto o productos que pretendemos llevara adelante; fabricar, construir, gestionar, vender, etc.

Lo componen: los procesos de diseño, evolución de costes, control de la distribución, diseño del marketing, proyección de la imagen corporativa, etc.

Estos tres elementos tienen que estar equilibrados entre sí, os voy a poner tres ejemplos muy reales y gráficos:

  1. Supongamos que tenemos una empresa cuyo capital es 100.000.000 de euros, tiene como producto la fórmula de una cerveza de calidad excepcional, y se encuentra emplazada en Dubai:
    1. Medios óptimos.
    2. Producto óptimo.
    3. Entorno malo, tiene unas costumbres sociales, religiosas y legales que impedirían la implantación y comercialización del producto. Se propone el cambio del entorno.
  2. Otro ejemplo; somos dueños de una fórmula magistral con mucho potenciad de mercado (Coca-Cola), implantamos la empresa en un país de Europa, y no tenemos ni un duro para invertir.
    1. Producto óptimo.
    2. Entorno óptimo.
    3. Medios malos o ineficaces, esta situación se solventa, buscando inversores que crean en el proyecto.
  3. Empresario deportista y aficionado a las bicicletas, tiene un pequeño capital ahorrado, conoce el entorno donde vive y detecta la necesidad de sus vecinos de un servicio de taller bicicletas, la localización se encuentra ubicada en una zona de tránsito de gente joven que utiliza este medio. Observando con detenimiento los dos anteriores ejemplos, podemos sacar una conclusión; El entorno y los medios siempre condicionan al producto.

Un buen empresario, debe de conocer, ante todo su entorno y los medios que pretende aplicar, el producto siempre es un elemento secundario. En este caso el producto nace de la necesidad de su entorno y él ha valorado que la capacidad de sus medios fuesen suficientes para afrontar este proyecto.

Para lograr el éxito empresarial se debe de analizar en primer lugar las carencias de un entorno sobre algo determinado, es decir buscar soluciones a las necesidades de los posibles consumidores en ese entorno.

En segundo lugar analizar los medios necesarios para la creación, fabricación, distribución y comercialización de ese producto. Es decir se genera un plan de empresa.

De las conclusiones de estos análisis, nace el producto/empresa.

 

Contacta con nosotros

Si estás a punto de formar tu propia empresa no dudes en ponerte en contacto y hablaremos personalmente sobre ello. Podemos ayudar a que tu empresa sea productiva y rentable.

Carretera Cambre al Temple, 3, 1º dcha.
15660 CAMBRE, A CORUÑA
+34 981 61 31 47
+ 34 981 61 32 21
info@asesoramientoyanalisis.com

 

Conoce las herramientas que necesitas

Imágen y Nuevas tecnologías